Un poco de circo en vez de explicaciones

|

es patético que, al final, del caso de las jóvenes obligadas a ejercer la prostitución pese a estar en un centro de menores de Palma, lo que nos quede es el insulto en el Congreso de Pablo Iglesias a los diputados del PP y de Vox. El podemita es experto en montar sus circos y, por supuesto, ayer lo logró una vez más. “Indignos”, “repugnantes”, fueron sus calificativos. Sin embargo, lo triste es que de cómo es posible que un caso así se haya producido sin que las administraciones se hayan enterado, nada de nada. Lo dicho, nos dan circo pero no explicaciones, que es lo que los ciudadanos queremos. FOTO: Pablo iglesias, mordiendo un bolígrafo | EFE/Ballesteros

Un poco de circo en vez de explicaciones