Un chat peligroso como pocos

|

Pocas cosas puede haber más peligrosas que un chat de exmilitares exaltados que se retroalimenta con mensajes de odio. Su objetivo común parece ser el Gobierno, la izquierda y, por extensión, todo aquel que no comparta sus ideas. Uno se levanta diciendo que no le vale con que pierdan las elecciones, que quiere “que se mueran todos y toda su estirpe”, otro dice que “no queda más remedio que empezar a fusilar a 26 millones de hijos de puta” y solo falta que un tercero se envalentone y pase de las palabras a los hechos. El Ministerio de Defensa lo ha denunciado ante la Fiscalía. Poca broma. FOTO: la ministra de defensa | efe

Un chat peligroso como pocos