Bruselas se cansa de echar un pulso

|

bruselas ha dicho basta. Se ha cansado del pulso que proponen Hungría y Polonia y les da 24 horas para levantar su veto a los Presupuestos europeos, y con ello, al Fondo de Rescate, antes de activar el Plan B. Es decir, algún tipo de mecanismo para conseguir los mismos recursos de emergencia pero sin contar con los miembros más díscolos del club. Que son también los menos respetuosos con el Estado de Derecho. Es imposible jugar con los que no siguen las reglas y menos aún si amenazan con romper la baraja. Ponerse firme es, a veces, la única opción. FOTO: el primer ministro húngaro, viktor orban | aec

Bruselas se cansa de echar un pulso