El orgullo de ser una de las coruñesas que menos trabaja

|

LA pseudopeletera Silvia Cameán, musa del sector pijo de la Marea, nasía pa’ganá, está orgullosa de su trabajo. Si Os Diplomáticos de Monte Alto quieren que los contrate por enésima vez el Concello lo tienen bien fácil: versionear “Proud Mary” como “Proud Silvia” y en dos días se monta una verbena con el motivo que sea y se trae a los Rolling para que actúen de teloneros de Xurxo Souto and company. Y está orgullosa porque ha concedido un 15% de las rentas sociales que había previsto. No está mal, nada mal, pues ese porcentaje confirma que es una mareante ejemplar y que no le pega un palo al agua. Es verdad que cada vez que se hace un modificado de crédito la pasta sale de la que se había consignado para ese proyecto estrella, que ya ilumina menos que una bombilla fundida, pero ni esa situación vale de disculpa. Y menos mal que aún sigue el calorcito y no ha tenido que refugiarse el despacho que equipó con una calefacción mejor que las de Siberia, porque cuando empiece a bajar el termómetro, del 15% se puede bajar al 1,5%. Al tiempo. FOTO: cameán toma aire por la boca de lo cansada que está | aec

El orgullo de ser una de las coruñesas que menos trabaja