Eso de predicar con el ejemplo

|

Los estudiantes universitarios de este país están que trinan. No solo por haber sido criminalizados como los provocadores de brotes de contagio sino por el hecho de que las universidades no hayan sido capaces, en un año, de articular los medios para que se puedan examinar telemáticamente. Hasta el propio ministro del ramo, el peculiar Manuel Castells, exigió que las pruebas fueran presenciales y al diablo con las recomendaciones sanitarias. Eso sí, Castells sigue desaparecido y solo se sabe de él a través de videoconferencias o comparecencias telemáticas. FOTO: Manuel Castells, en una videoconferencia | aec

Eso de predicar con el ejemplo