La maldad de la fauna supera a la de la flora

|

ÁNGEL García Seoane, Gelo, músico en su juventud –fue batería de Los Trovadores– se pasó a la política en la madurez y en ella sigue. Líder incombustible de Alternativa dos Veciños –una especie de Podemos con aroma de la ría– lleva ya un feixe de años como alcalde del próspero municipio de Oleiros, por cuyo bienestar medioambiental se desvive. Durante una larga temporada encabezó una cruzada contra los plumachos, que llegó a sacrificar a feixes en un pira gigante. Después montó una oficina para acusicas con el fin de que alguien delatase a un arboricida que estaba empeñado en secar un árbol botándolle merda todos los días. Ahora ha saltado de la flora a la fauna y amenaza con disfrazarse de conductor del Castromil y llevar a Santiago un jabalí para protestar contra la inacción de la Xunta frente a la invasión de porcos bravos que sufre el municipio cada noche. Veremos si el belicoso Frank de la Jungla no le pone la proa en dos días. Por fuciños, por cacheiras... FOTO: huellas de los jabalíes a su paso por SaN PEDRO DE NÓS | aec

La maldad de la fauna supera a la de la flora