Algunos merecen ser independientes forever

|

SUPERADO el shock del primer momento, está claro que Cataluña merece ser independiente, puesto que hay hechos diferenciales que reflejan que parte de sus habitantes no tiene nada que ver con los españoles. Los influencers de Podemos pusieron de moda los escraches, preferentemente a políticos del PP y a conferenciantes, pero del otro lado del Ebro, siempre respetuosos con las ideas de quienes piensan diferente, no acosan a personas, sino a cosas, por ejemplo, a un autobús urbano de Montcada, porque cubre la línea 155. Su humor es también diferente y lleva a situaciones como la protagonizada por Anna Gabriel, la dirigente de la CUP que impuso la moda de cortarse el pelo al estilo de las nekanes, y que se presentó en el Parlament con una camiseta con el lema “Sol y paella”. ¿Alguien se puede imaginar a Rajoy luciendo en el Congreso un sudadera donde se leyese: “Más que un club”. Pues eso, independencia y santas pascuas, al menos para unos cuantos. FOTO: anna gabriel, vestida con la camiseta de sol y paella | efe

Algunos merecen ser independientes forever