El extraño silencio de Irene Montero

|

A Irene Montero, últimamente, le están creciendo los enanos. Primero fue el follón en el que se metió con Teresa Rodríguez, a quien su partido expulsó de la formación aprovechando que estaba disfrutando de su baja por maternidad. Luego llegó el cabreo de las feministas por la polémicas que ambas montaron en las redes y, ahora, el PP carga contra ella, como ministra de Igualdad, por no condenar los comentarios machistas vertidos por Fernando Simón. Con cierta mala leche le preguntan si no le han dado permiso para hacerlo, ella que siempre es tan beligerante con ese tipo de comportamientos. FOTO: a Irene Montero le comió la lengua el gato | aec 

El extraño silencio de Irene Montero