Un trabajo la mar de complicado

f
|

andan muy atareados Iñaki Urdangarin, su familia y sus letrados, buscando cuál es la cárcel perfecta en la que el cuñado del Rey pasará, cuando menos, unos cuantos meses encerrado. Por ahora, lo que se sabe es que baraja como posibles lugares de reclusión, Baleares, Cataluña, el centro de España o el norte del país. Es decir, un montón de cetros y, claro, con tantas alternativas, es normal que todos estén trabajando a destajo para intentar que el lugar elegido sea del agrado del exduque de Palma, le quede a mano a la familia y que, además, esté alejado de los focos. Parece complicado resolver el puzle. FOTO: Urdangarin | aec

Un trabajo la mar de complicado