Los coruñeses tiran a la basura el horario de echar el polvo

|

LA concejala de Bienestar Vegetal, María García, biotopo pata negra, sufre un desarreglo del comportamiento que es justo el contrario al síndrome de Diógenes. A ella no le gusta acumular basura en su casa, sino que le encanta que esté espallada pola Coruña adiante. Así, un día puede reconocer que sí, que las calles están un poco sucias y unas semanas más tarde asegurar que la ciudad brilla como una patena y que eso de las moreas de lixo es un invento de los medios de comunicación. Si las ratas hablasen, agradecerían a los periodistas sus alucinaciones, pues les permiten crecer y multiplicarse como si su empeño fuese cumplir en mandato bíblico. Pero los roedores no hablan y la edil sí, de ahí que ahora le haya dado por jurar y perjurar que los ciudadanos no respetan el horario para depositar la basura. Vamos, que el tan kuruñes “bajo a echar el polvo” se puede escuchar a cualquier hora del día. Y menos mal que ella es una mujer pacífica, porque como tuviese la mano ligera les iban a salir callos de la cantidad de chaparretas que repartiría entre los díscolos. ¡Qué desgracia, Dios mío! FOTO: maría garcía, casi, casi, muerta de risa | aec

Los coruñeses tiran a la basura el horario de echar el polvo