A 15.000 dólares el día de rebelión

|

Un gimnasio de New Jersey acumula multas por 1,2 millones de dólares (cerca de un millón de euros) por incumplir las restricciones impuestas por las autoridades para luchar contra el coronavirus cada día que abre sus puertas. El dueño del negocio se niega a limitar el aforo del local y a hacer que los usuarios lleven mascarillas, lo que le cuesta 15.000 dólares por jornada de rebelión. Según él, las pequeñas empresas han sido tomadas como rehenes políticos, y de ahí su postura. Será que sigue el ejemplo de su futuro expresidente con esto de las normas... FOTO: un gimnasio que sí cumple | efe 

A 15.000 dólares el día de rebelión