Al final todo es interés electoral

|

el secesionismo catalán está de los nervios. Al enfrentamiento abierto entre JxCat y ERC se ha sumado también el ataque contra los republicados de Jordi Sánchez. El condenado aprovechó su primer permiso para ir, directamente, de la cárcel a un plato de TV3 donde se despachó a gusto contra su compañero de reclusión, Oriol Junqueras, al que acuso de actuar por “tacticismo electoral” en octubre de 2017. Justo lo que él hace ahora, con unos comicios a puertas en los que está por ver qué formación nacionalista es capaz de conseguir un mayor respaldo del electorado. La batalla será dura. FOTO: Jordi sánchez | efe

Al final todo es interés electoral