Aprendices de Sísifo en Riazor

|

como si de una suerte de aprendices de Sísifo se tratara, los operarios del Ayuntamiento de A Coruña se dedican a levantar la duna de arena para proteger el Paseo Marítimo de los temporales, ver cómo el mar se la lleva por delante y volver a levantarla. Una y otra vez mientras dure el mal tiempo. Lo de luchar contra la naturaleza cansa. Sobre todo, cuando ves que tienes las de perder. Será por eso que el Gobierno local se plantea una solución permanente, como un arrecife artificial. El plan es bien bonito, pero tiene pinta de difícil de llevar a cabo. Que se armen de paciencia los operarios, que parece que hay duna para rato. foto: la duna, atacada

Aprendices de Sísifo en Riazor