Un selfi medieval en Santiago

|

Nos creemos muy modernos estirando el brazo para hacernos selfis a la mínima ocasión y resulta que no hemos inventado nada. Una experta en arte que analizaba el proceso de construcción de la catedral de Santiago ha descubierto el que parece ser un autorretrato en piedra de un cantero que trabajó en el templo en el siglo XII. A trece metros del suelo y en una zona escondida, donde solo otro cantero podría encontrarlo. La talla habría sido la única forma de firmar su trabajo que habría tenido el artesano, un tesoro oculto que ha tardado 900 años en salir a la luz. FOTO: la catedral de santiago | aec 

Un selfi medieval en Santiago