Lucas: el boy que nunca lo fue vuelve a ser un neno

|

FOGUETES y redoble del timbalero de la Sinfónica. ¡Lucas, “Buah, neno”, Pérez vuelve! Costó, pero al final se consiguió. Es verdad que hubo quien torció el morro en el Deportivo cuando se enteró de que todo estaba arreglado y no fueron ni Tino, ni Mel, ni ninguno de sus compañeros de vestuario, pero como le dijo Guerrita a Ortega y Gasset cuando se enteró de que era filósofo: “Hay gente ‘pa tó’”. El caso es que está de vuelta; la táctica de turra que turra –patentada por Lendoiro en las largas cenas de El Manjar (no El Mangar, como aseguran algunos)– acabó por dar resultado y ahora el Deportivo ya debería aspirar a algo más que a salvarse en la última jornada. Por cierto, cuando se marchó hace un año, Lucas se disfrazó de gentleman de la city y apareció en la rueda de prensa de despedida con una chaqueta príncipe de Gales, ¿qué se pondrá para su presentación –o será representación–, una camiseta de los tiempos en los que Leyma era el patrocinador del club? Qué más da, aunque salga en pelota picada será bien recibido por el deportivismo. El compromiso que ha demostrado con el club, bien lo merece. FOTO: lucas, de gentleman el día de su despedida | aec

Lucas: el boy que nunca lo fue vuelve a ser un neno