Dime cómo lo dices y te diré cómo va la negociación

|

menos mal que el posible pacto entre ERC y el PSOE iba a ser transparente. Vamos, que a los negociadores les faltó salir en el maletero del coche para no ser localizados, en una operación secreta de encuentros en la que hasta participó Ada Colau dejándoles un localito ad hoc. Sin embargo, más o menos, los españoles se van haciendo una idea de lo que ese acuerdo incluirá, sobre todo al saber que la negociación va bien (eso dicen ambas partes) y, además, al comprobar los cambios de léxico que personajes como José Luis Ábalos, ministro de Fomento en funciones y hombre fuerte de Sánchez a tiempo completo, están experimentando. Lo que sucede en Cataluña ya no es un problema de convivencia, ahora es un conflicto político y los socialistas “se abren a impulsar un mecanismo institucional” para abordar la resolución del mencionado conflicto. Vamos, que blanco y en botella. Y por si quedan dudas, no hay más que ver la cara de felicidad que va poniendo Rufián cada vez que intuye que hay alguna cámara cerca. FOTO: Imagen de Barcelona que demuestra que lo de cataluña es un conflicto político | aec

Dime cómo lo dices y te diré cómo va la negociación