La españolidad llega a los campos de fútbol

|

EL Barcelona fue recibido el pasado sábado en el estadio Wanda Metropolitano con miles de banderas españolas. Es el precio que tiene que pagar el club de fútbol por el apoyo de su directiva al referéndum secesionista ilegal. Es posible que los dirigentes del equipo no midieran el resultado que podrían tener sus acciones. Algo similar le pasa a Pique, que se ha convertido en el objetivo de la ira de los espectadores, dispuestos a silbar cada vez que el balón pasa por sus botas. Incluso, en el encuentro frente al Atlético de Madrid, durante algunos momentos del choque, el respetable se dedicó a cantar a voz en grito aquello de ¡Que viva España!, seguramente pensando que podría descentrar a los jugadores blaugrana. Lo que ya no queda tan claro es el motivo por el que en Malaga pasó algo similar en el enfrentamiento que ayer tuvieron con el Leganés. Más de un jugador del equipo madrileño, al escuchar la canción de Manolo Escobar, seguro que se preguntó si Leganés también pidió la independencia. FOTO: Banderas en el Wanda

La españolidad llega a los campos de fútbol