Los trabajadores seguirán luchando

trabajadores del astillero en laplaza de armas
|

El discurso de Navantia sobre mantenimiento del empleo y de los centros productivos, en el que algunos ya ven el efecto disuasorio de las movilizaciones, no tranquiliza los ánimos de los trabajadores. Los delegados de la principal y las auxiliares tomaron en la noche de ayer un autobús, como hicieron sus compañeros desde Cádiz y Cartagena, para estar esta mañana en Madrid y concentrarse ante la sede de la compañía, donde el presidente, José Manuel Revuelta, estará a partir de las once de la mañana presentando su \“documento de futuro\”, al consejo de administración.
De Madrid volverán con un nuevo calendario de movilizaciones unitario para todos los centros productivos y acorde con la situación de emergencia que viven los astilleros públicos. Más allá de planes para adecuarse a las exigencias del mercado en el medio y largo plazo, que tampoco han cristalizado durante los dos años que los trabajadores llevan movilizándose, la exigencia es que se ocupen las gradas vacías ya. Encargos que están en la mano del Gobierno, como la F-110 o los BAM, y otros compromisos que siguen sin concretarse como los gaseros, el flotel de Pemex y el dique flotante constituyen la agenda de la parte social.

asamblea
Los trabajadores de Ferrol marcharon en la mañana de ayer desde el astillero hasta la plaza de Armas para celebrar allí una asamblea informativa sobre el \“documento de trabajo\” presentado por el presidente de Navantia al intercentros. Según expuso Ignacio Naveiras, de CCOO, no existen ni autocrítica a la gestión ni ningún tipo de compromiso firme en cuanto a ese objetivo de mantener el empleo y sí una línea argumental en cuanto a que hay que adaptar la realidad de los centros a la realidad de la carga de trabajo.
Manuel Grandal, de la CIG, consideró que la fuerza de las movilizaciones hizo \“que non se atreveran a poñer enriba da mesa un novo desmantelamento\” y defendió la necesidad de \“dar a batalla para que o naval volva a ser o que era\”. Grandal apuntó que la ciudadanía de Ferrolterra tiene perfectamente asumido que se trata de un sector estratégico, como demostró en las últimas protestas, y reclamó \“que nos deixen facer\”.
Carlos Díaz, de la USTG, criticó que en el plan se plantee la necesidad de abaratar el producto y recortar costes y que \“os recortes pasen sempre polos mesmos\”, mientras que no se toca un organigrama, dijo, \“cheo de casillas e de xente incapaz de conquerir carga de traballo\”. Suso Pérez, de UGT, recordó que para Montoro los astilleros de la ría iban a cortar chapa en marzo y para Feijóo este otoño y consideró que el documento \“cae polo seu propio peso\”. \“Queremos un plan de presente para que a comarca teña un futuro\”, terminó.
Tomó también la palabra en la asamblea Xaquín García-Sinde, del sector crítico de CCOO, para señalar que en otra empresa pública como Tragsa se han efectuado 1.336 despidos aplicando la reforma laboral pura y dura con el argumento de la \“previsión\” de pérdidas y después de 30 años de balances positivos. \“Aquí, o PP quere levarnos a un enfrentamento entre factorías\”, señaló, para defender la unidad de acción en las movilizaciones de todos los centros y proponiendo una marcha a Madrid.
Naveiras cerró la asamblea confirmando que de Madrid se regresará hoy con un planteamiento unitario y con la intención de aprovechar la fuerza de los trabajadores. \“Somos una masa capaz de virar políticas\”, señaló. n

Los trabajadores seguirán luchando