El traslado del parque infantil de Pablo Iglesias comenzará en días

Diario de Ferrol-2013-10-17-002-c156e8b2
|

Las obras de construcción de los interceptores generales en el marco del plan de saneamiento de la ría continuarán en la zona del parque Pablo Iglesias, a caballo entre Esteiro y Recimil,  en el plazo de unos días. El polémico proyecto para levantar un tanque de tormentas –que se ha topado con la oposición de asociaciones ecologistas y parte de los vecinos y que ha sido objeto de varias concentraciones de protesta– debería haber comenzado a ejecutarse el pasado mes de julio, aunque cuando se de-sataron las críticas se retrasó a septiembre y finalmente está previsto que se inicie, como muy tarde, la próxima semana.
Los primeros trabajos que se llevarán a cabo en la zona consisten en el traslado del parque infantil, precisamente uno de los elementos en que se apoyan los opositores a la instalación para criticar el proyecto. Tal y como se acordó entre el Concello y Acuaes, para minimizar el impacto del tanque de tormentas este espacio de juego será trasladado a otra zona del parque y continuará en uso mientras duren las obras. Además, una vez finalizada la construcción, se instalarán otros juegos infantiles en la parte superior del tanque de tormentas. Esta mejora, junto con las otras medidas correctoras propuestas, obtuvo el visto bueno de la Asociación Veciñal de Esteiro, pero no de los residentes agrupados en la Comisión de Medio de la AVV El Pilar de Recimil.
En cualquier caso, el concejal de Urbanismo, Guillermo Evia, anunció que el traslado dará comienzo en los próximos días, se prolongará durante unas dos semanas e incluirá la colocación de algún nuevo elemento de juego.
Será una vez que finalicen estas obras y el parque pueda estar de nuevo en servicio cuando comenzará el vallado –se acordó establecer un perímetro para que no se vea afectada por los trabajos más superficie de la necesaria– a fin de acometer la construcción del tanque propiamente dicho. Como se recordará, Acuaes comprometió a reducir la altura de esta instalación, replantar los árboles que se vean afectados por las obras, acortar en la medida de lo posible el plazo de ejecución, certificar que el tanque no emitirá olores ni generará ruidos y apantallar la instalación con vegetación para reducir el impacto visual.
El Gobierno ya ha descartado, a través de una respuesta a la pregunta parlamentaria formulada por el Bloque Nacionalista Galego, que se baraje la posibilidad de cambiar el emplazamiento del tanque de tormentas, por considerar suficientes estas medidas correctoras.
Las previsiones con las que se trabaja en el marco del proyecto de saneamiento apuntan que esta infraestructura deberá estar concluida en junio de 2015, ya que se trata de una de las últimas que estarán ejecutadas en el conjunto del tramo A Malata-A Gándara, que fue adjudicado a la empresa FCC Construcción. n

El traslado del parque infantil de Pablo Iglesias comenzará en días