Multa a Endesa con casi un millón de euros por la turbidez del río Eume

Imagen del archivo de las barreras textiles extendidas en el lecho para contener la turbidez en un primer momento | meis
|

La Xunta de Galicia, a través de Aguas de Galicia, ha impuesto dos sanciones de cerca de un millón de euros a la compañía Endesa Generación SA, encargada de la concesión de explotación del embalse del río Eume, por el episodio de turbidez vivido durante el pasado año en este cauce fluvial y que impidió el consumo de agua de la traída en el municipio de Pontedeume que se abastece del mismo. Además la administración autonómica demanda a la compañía eléctrica que asuma el coste de las obras que fue necesario acometer en la potabilizadora de Pontedeume para garantizar el abastecimiento de agua a la población en cantidad y calidad.


Se trata de dos sanciones. La primera por incumplimiento del requerimiento emitido el pasado 8 de agosto de 2020 por Augas de Galicia en el que se requiere a la compañía que cumpla con el régimen de explotación habitual del embalse manteniendo la cota mínima en 306 metros sobre el nivel del mar, garantizando en todo caso el mantenimiento del caudal ecológico. Un requerimiento que Endesa Generación SL desatendió, continuando con el proceso de descenso de cota no autorizado hasta el día 28 de agosto, momento en el que se constata la aparición de turbidez en el embalse. Según la administración autonómica, al no apreciarse ningún atenuante procede a imponer la sanción más alta en la Lei de Aguas de Galicia cuya cuantía es de 600.000 euros.


La Xunta también considera que Endesa modificó el régimen de explotación del embalse sin autorización 

administrativa, sin embargo, en este caso considera como atenuantes que la empresa está tramitando la autorización administrativa de las normas de explotación del embalse del Eume y que los controles llevados a cabo en su Plan de Vigilancia Ambiental del proceso de descenso sirvieron para detectar la turbidez e interrumpir el descenso programado, evitando así una afectación aún mayor. Por este motivo le impone una sanción mínima de 350.000 euros.


Reparación de daños

Al margen de dichas multas que suman 950.000 euros, la Lei de Augas recoge que podrá exigirse a las personas infractoras la reparación de los daños y perjuicios ocasionados al dominio público, así como la reposición de la situación a su estado anterior. Cuando esto no fuera posible, se fijarán las indemnizaciones que procedan. En este caso, los daños están valorados en 932.284,45 euros y se corresponden con las actuaciones que tuvo que realizar la administración gallega para garantizar el servicio de abastecimiento y para realizar el correcto seguimiento ambiental que permitió adoptar acciones correctoras.


Endesa Generación SA dispone ahora de un plazo de 15 días hábiles para presentar las alegaciones que considere oportunas. Cumplido ese plazo, Augas de Galicia elevará el expediente al Consello Reitor de Augas, órgano competente en materia de sanciones de carácter muy grave, como es el caso .

Multa a Endesa con casi un millón de euros por la turbidez del río Eume