Mar rebaja a zona C medio millón de metros en la ensenada de A Gándara

El área afectada se considera zona de producción desde abril de 2019 y en ella apenas hay extracción, según explica la patrona mayor de Ferrol, Isabel Maroño | Jorge Meis
|

El saneamiento de la ría se atasca en A Gándara. El Intecmar publicó recientemente la resolución por la que se reclasifica como zona C estacional –entre los meses de octubre y enero– el denominado GAL 03/08-3, es decir, la zona comprendida entre la línea imaginaria que une Punta Comida con el punto de conexión a tierra del dique del puente de As Pías, en su extremo oeste, y la línea de costa. 


Desde la puesta en funcionamiento de la EDAR –abril de 2017– no es esta la primera vez que una parte de la ría empeora la calidad microbiológica de sus aguas y, por tanto, establece límites a la extracción de bivalvos. Así, pocos meses después de comenzar el saneamiento, en noviembre de 2017, la parte interna del GAL 03/08 mejoraba la calidad de las aguas y pasaba a B estable, con lo que todo el banco de As Pías alcanzaba una clasificación que permitía extraer el marisco sin necesidad de pasar por la reinstalación y parecía confirmarse que con el saneamiento se había cerrado la etapa de las zonas C en la principal autorización marisquera de la ría. 


Es la segunda vez desde que comenzó el saneamiento que una zona de la ría empeora la calidad de sus aguas


Pero en febrero de 2019, el Intecmar decretó zona C provisional en la parte más externa del banco y apenas dos meses después daba luz verde a una nueva estructuración, habilitando una zona, A Gándara –de unos 515.000 metros cuadrados–, a la que nombró GAL 03/08-3, con la clasificación de C provisional. Tres meses después, esta zona pasaba a B provisional, categoría que acaba de perder nuevamente para los meses de octubre a enero. 


La decisión, explican fuentes del departamento que dirige Rosa Quintana, se fundamenta en los resultados de las analíticas –que miden la concentración de E.coli– tomadas por el Intecmar a lo largo de los últimos tres años. En ellos se constata que en noviembre los valores obtenidos se corresponden con los de zona C –por encima de 4.600 E.coli–, por lo que la Consellería ha aplicado el criterio de la normativa europea que permite, en casos como este –oscilación en determinados momentos del año–, decretar una clasificación estacional, un recurso relativamente frecuente, siempre que se establezcan “marxes temporais de seguridade”, en este caso el mes previo y los dos posteriores a la época en que se registran los valores de E.coli más altos. 


La biotoxina entró la semana pasada y el día 10 se decretó el cierre al marisqueo


La Xunta explica que los motivos de estos cambios en la concentración de esta bacteria “poden ser moi diversos” y, aunque no los explicita, hay expertos que ven probable que se deba a algún fallo en el sistema de depuración –desbordamiento de la capacidad de los tanques de la red unitaria, que no discrimina en pluviales y fecales, en época de lluvias–. La patrona mayor de Ferrol, Isabel Maroño, indica que en esta zona recién reclasificada apenas hay extracción de marisco –muy poca por parte de trabajadores a pie–, pero, en cualquier caso, todo el que se extraiga entre octubre y enero tendrá que pasar por las bateas de reinstalación. 



Mantenimiento del cierre de la ría al marisqueo por el episodio de toxinas lipofílicas detectado

La ría de Ferrol continuará cerrada a la actividad marisquera al menos durante los próximos días debido a un episodio de toxinas lipofílicas generalizado en toda Galicia. Se trata de un proceso natural en cuya proliferación tiene que ver el cambio de determinadas condiciones meteorológicas, como puede ser la dirección del viento, que han introducido en la ría este tipo de toxina presente en el medio marino.
De este modo, el sector marisquero –no afecta al resto de artes de pesca– seguirá sin poder trabajar, como desde el inicio de la semana pasada, cuando el Intecmar decretó el cierre en la ría local. Los patrones mayores de Ferrol, Isabel Maroño, y Barallobre, Jorge López, lamentaron este nuevo contratiempo en un momento ya complicado de por sí debido a la caída de producción de almeja, principalmente en el banco más grande de la ría, As Pías, una escasez que, según explican desde el sector, se extiende a otras autorizaciones.
Los pósitos reclaman la elaboración del estudio definitivo que desvele las causas de esta situación. l


Mar rebaja a zona C medio millón de metros en la ensenada de A Gándara