“En las clases online no te concentras igual que en las presenciales”

Marta Gómez consiguió una nota media de 12,274 en el bachillerato, que realizó en el IES Breamo | jorge meis
|

Desde hace unos años, la Universidade da Coruña convoca los premios de excelencia a las mejores notas de admisión en los grados que se imparten en sus dos campus con la finalidad de reconocer el esfuerzo y la dedicación del alumnado procedente de bachillerato o de ciclos superiores de FP. De este modo, premia las calificaciones de acceso más altas en cada titulación siempre que estas sean iguales o superiores a 9.


En el presente curso –la convocatoria se resolvió en diciembre–, han sido cuatro los alumnos de la comarca que han conseguido ser los estudiantes de sus respectivas carreras con la nota media más alta. Se trata de Álvaro Ordiales Sendón –en el grado abierto de Ingeniería Industrial–, procedente del IES Saturnino Montojo; Nerea Rubianes Bouza –en el grado de Enfermería–, que cursó bachillerato en el IES de Fene; Paula López Riola –que está ahora en el primer curso del grado en Relacións Laborais e Recursos Humanos–, procedente del IES Sofía Casanova; y Marta Gómez Fueyo, la mejor nota de acceso al grado de Ingeniería Mecánica.


Profesora de Secundaria

Gómez Fueyo completó el bachillerato en el IES Breamo de Pontedeume con una nota media –tras la ABAU– de 12,274. De todos sus compañeros de aula en este primer curso universitario, Marta es la que entró con las calificaciones más altas, mérito que le ha valido, además de para recibir el diploma –y la correspondiente mención en su expediente académico–, un premio en metálico y, además, un reconocimiento al centro de enseñanza del que procede.


Ahora está a punto de completar su primer curso en la UDC en una titulación por la que se decantó, explica, en el bachillerato. “Fui cambiando bastante sobre lo que quería hacer –comenta–, pero sí es cierto que en los últimos cursos barajé tres ingenierías y al final me decanté por la Mecánica porque fue la que más me llamó la atención”.


Aún es pronto, pero Marta ya empieza a pensar en el futuro postuniversitario. “Ahora mismo”, dice, “estoy valorando la opción de ser profesora de Secundaria, pero no descarto tampoco ser ingeniera mecánica, porque me está gustando la carrera”.


Sobre este año largo atípico, con la pandemia de por medio, Marta señala que está siendo “algo complicado” y que la crisis sanitaria “sí nos está afectando”, sobre todo, añade, “porque no es lo mismo tener las clases presenciales que online. En mi caso pierdo concentración y los conceptos no me quedan tan bien, por lo que se requiere mucho más trabajo en casa por tu parte”.

“En las clases online no te concentras igual que en las presenciales”