El Intasa celebra su ascenso en casa

El patio del Concello de San Sadurniño acogió este acto que supuso el final de los festejos oficiales de la celebración del ascenso a Superliga | d. alexandre
|

Consiguiendo el ascenso a casi mil kilómetros de distancia, la celebración del Intasa tras la fase de Valencia se concentró durante esta semana en San Sadurniño, especialmente en una jornada de ayer que culminó con la recepción de plantilla, cuerpo técnico y colaboradores en el patio del Concello. Con cierto retraso fueron llegando a las instalaciones municipales gran parte de los jugadores del conjunto azulón, alargando así una comida de confraternización con la que el nuevo grupo de Superliga siguió festejando su gesta.


Allí esperaba ya, entre otros, el alcalde Secundino García, con parte de los miembros del gobierno, preparados ya para un homenaje que se vivió de manera casi idéntica hace tres años. “Isto casi é unha costume dunha cousa excepcional”, señaló el regidor, recordando asimismo la primera vez que ejerció de anfitrión en una recepción de estas características merced al título de la Copa Príncipe allá por 2016 y dos años después por el histórico ascenso de la entidad a la elite del voleibol nacional. “É todo un orgullo e unha honra repetilo”, añadió García.


Trofeos y distancias

Mientras, los jugadores separados en sillas con una distancia de seguridad imposible sobre la pista, recibían estas felicitaciones, después de que el capitán Marcos Blanco y el colombiano Marlon Mendoza hubiesen dejado sus trofeos de mejores jugadores de la Copa y fase de ascenso, respectivamente, apoyados en una mesa cercana al regidor.


Un telón de fondo en el que también estaban tanto la Copa Príncipe como el trofeo liguero, que pasarán ahora a engrosar todavía más el palmarés del club. Con el presente y parte del futuro del club en el patio, el alcalde quiso recordar también un pasado sin el que ninguno de los allí presentes lo hubiese estado, haciendo mención a un Manolo Seco encargado de plantar la semilla del voleibol en San Sadurniño y de que todos estuviesen ayer donde estaban con la indumentaria del Aldebarán. Fue un momento sin duda emotivo, en el que el regidor municipal, aprovechó la jornada festiva y de reunión del equipo, y quiso asimismo acordarse del exintegrante Saulo Costa –momento en el que unos tímidos aplausos sonaron en el patio–, uno de los primeros fichajes extranjeros de la entidad. El brasileño, cabe recordar, sufrió un grave accidente en Bali del que todavía se está recuperando y para cuyas facturas médicas hay una página para recaudar apoyos económicos –www.helpsaulo.com–. García deseó asimismo más eventos como el disfrutado en la tarde de ayer, si bien en un contexto diferente al de la actualidad, sin pandemia, “que non nos permitiu desfrutar de pleno do voleibol e que haxa máis éxitos, e celebralos con máis xentes e xa sen distancias”, señaló.


Trabajo

Las circunstancias quisieron que en este segundo ascenso sea su hijo, Uxío García, el encargado de ejercer la presidencia del Aldebarán, siendo esta “a primeira recepción na que estou ao outro lado da barreira”. El ahora dirigente de la entidad quiso agradecer no solo a Concello y equipo su trabajo, sino también “a toda a xente que colabora de xeito desinteresado”, mencionando, entre otros a Germán Horjales, el preparador físico Eduardo o a los sanitarios Pablo Pérez y Toñi Fernández, haciéndoles entrega a estos últimos de una cesta de productos típicos de la zona como forma de agradecimiento.


Y, al igual que hace tres años, el entonces capitán y ahora presidente, recordó la importancia, una vez logrado el ascenso en la pista, “facer o soño realidade tamén nos despachos, porque os xogadores merecen estar nesta categoría”, haciendo referencia a la necesidad económica de la entidad de cara a poder formar en la elite del voleibol nacional. Una aportación para la que, interrumpiendo el discurso de su hijo, el alcalde señaló que “hai que pedir ás administracións que non deixen tirado ao deporte”. Un deporte que, asimismo recordó el regidor, viene de dar excelentes noticias como, además del propio ascenso del Intasa, el del Baxi Ferrol. “A comarca necesita desta alegría colectiva”, añadió el alcalde.


Un emotivo y alegre acto que finalizó con la entrega de una lámina con un dibujo realizado por Carlos García y con jugadores, cuerpo técnico y directiva posando para la tradicional foto de familia, tras la que el entrenador Hernán Pesci, incluso, se atrevió con un breve bailecito para continuar con una celebración que el Intasa espera mantener como equipo de Superliga. 

El Intasa celebra su ascenso en casa