Una súbita tormenta sorprende con granizo y truenos a los vecinos de la comarca

Granizada en Ares | cedida
|

Una súbita tormenta primaveral sorprendió ayer a los vecinos de la comarca, que anticipaban una jornada festiva nublada pero calurosa. A pesar de su brevedad –comenzó sobre las cuatro de la tarde y finalizó en menos de una hora– el fenómeno meteorológico causó un notable aunque desigual impacto en los municipios de Ferrolterra, siendo Ares y Mugardos los más afectados por una granizada que obligó a intervenir a los Bomberos de Ferrol y al GES Mugardos.


Según el portal Meteogalicia, la efímera tormenta registró precipitaciones de hasta diez litros por metro cuadrado con vientos suaves –entre 5,3 y 8,2 kilómetros por hora–. En la ciudad naval, donde apenas se registró granizo, el aguacero comenzó sobre las 16.30 horas, oscureciéndose repentinamente el cielo durante más de media hora. Según apuntaron fuentes del cuerpo de Bomberos, las intensas lluvias provocaron que los profesionales tuvieran que desplazarse a diversos puntos de los alrededores del casco urbano para limpiar varias carreteras que habían quedado cubiertas de lodo.


Del mismo modo, el municipios como Valdoviño o Narón apenas se registró granizo, pero la intensidad de la lluvia y los truenos llevaron a muchos vecinos a compartir instantáneas de la tormenta en sus redes sociales. En Ares y Mugardos, no obstante, la situación fue diferente. Dos viviendas quedaron inundadas por la lluvia, teniendo que intervenir los profesionales de las emergencias para achicar el agua con motobombas. En ambas localidades se registraron numerosos daños provocados por el granizo y la fuerte lluvia, especialmente en árboles y vehículo.






Una súbita tormenta sorprende con granizo y truenos a los vecinos de la comarca