​El Racing dice adiós al principal objetivo

Álex López, decepcionado, se quita la camiseta al retirarse a los vestuarios | AEC
|

Otra temporada más tendrá que esperar el Racing para volver a Segunda. Ninguna de las condiciones que el equipo ferrolano necesitaba en la última jornada de la primera fase para acabar entre los tres primeros se dio –la más importante, derrotar a un Unionistas de Salamanca ante el que solo pudo empatar– se cumplió, así que ahora luchará por meterse en Primera RFEF. Es el premio menor que buscará para una campaña en la que el objetivo inicial era más ambicioso.


Empezó el partido el Unionistas con más intensidad, lo que le permitió tener el control en los primeros minutos, aunque sin llegar a crear ocasiones claras. Por contra, para el Racing el tramo inicial fue de adaptación al escenario en el que iba a jugar, con dificultades para disfrutar de posesiones más o menos largas y, por ello, de acercarse a la portería contraria para marcar un gol que le allanase el camino.


Fue un encuentro cerrado, en el que el trabajo defensivo se impuso al ofensivo y en el que después de un par de llegadas del Unionistas –su mejor ocasión fue un disparo de Iñigo Muñoz que se fue desviado–, el Racing empezó a encontrar su sitio en el campo. A ello ayudaron las dos amarillas vistas por los jugadores de la escuadra local, lo que le hizo bajar un poco su intensidad defensiva, algo de lo que el cuadro verde se aprovechó para disfrutar de su mejor ocasión, una pelota suelta dentro del área que Joselu estrelló en la base del poste derecho.


Fue cuando mejor pintaban las cosas para el Racing cuando llegó el tanto del Unionistas. Una recuperación de pelota de la escuadra charra en el centro del campo se convirtió en una acción combinativa en la que el pase de Carlos de la Nava dejó solo dentro del área a Iñido Muñoz, que cruzó la pelota al fondo de la portería racinguista para mandar el partido al descanso con ventaja local y el Racing más que tocado.


Reacción

Incluso lo pudo estar más en los primeros minutos de la segunda parte. En ellos, el cuadro local llegó con demasiada facilidad al área racinguista y estuvo a punto de aumentar su ventaja a poco que el recién entrado Aythami, Carlos de la Nava o Cris Montes hubiesen estado un poco más acertado. Pero el cuadro verde salvó la situación y, al contrario de lo que le había pasado en el primer período, fue cuando peor estaba cuando encontró el tanto del empate gracias a una colada de Pep Caballé por la derecha que David Rodríguez remachó desde el punto de penalti del área local.


Empezó así otro partido, en el que el Racing buscaba el gol y una victoria necesaria para, a partir de ahí, esperar que las otras condiciones que necesitaba para meterse entre los tres primeros se diesen: que Celta B y/o Deportivo no ganasen, algo que en esos momentos estaban haciendo. Para ello, el banquillo racinguista optó por la entrada de futbolistas de un perfil más ofensivo en busca de asediar la portería local y, de esta manera, tener más opciones de marcar.


Descontrol

Lo que hizo el paso de los minutos fue que, después de unos compases de cierta incertidumbre para el Unionistas de Salamanca, el partido se empezase a romper. La entrada en el terreno de juego de Yeferson Quintana y Nathan Palafoz fue el último recurso con el que el cuadro verde buscó la portería contraria, aunque en realidad su presencia no derivó en un mayor empuje racinguista. Por contra, la escuadra charra dispuso de varias ocasiones para terminar de sentenciar el encuentro, como pasó con los disparos de Manu Viana o Álex Rey, que no llegaron a convertirse por las buenas intervenciones hechas por el meta racinguista, Diego Rivas.



A medida que se acercaba el final más prisa tenía el Racing por buscar la portería rival y eso acabó desembocando en una precipitación que hizo que no pudiese crear ocasiones demasiado claras. De ahí que el cuadro verde se tuviese que quedar con un empate que no le llega para mantener sus objetivos, que a partir de ahora tendrá que reformular. 


Ficha técnica

Unionistas de Salamanca Club de Fútbol: Serna; Marín, Ramiro Mayor, Mario Gómez, Jon Rojo; Mandi Sosa (Acosta, min. 70), Nespral (Carmona, min. 78); Cris Montes (Manu Viana, min. 62), Carlos de la Nava, Iñigo Méndez (Álex Rey, min. 78); y Diego Hernández (Aythami, min. 46).

banquillo: Josué, Aythami, Manu Viana, Ruly (portero suplente), Acosta, Garay, Lamadrid, Carmona y Álex Rey.

Racing Club Ferrol: Diego Rivas; Seoane, Mariano, Jon García (Yeferson Quintana, min. 80), Marcos Moser; Pep Caballé (Dani Nieto, min. 63), Elsinho, Álex López (Fer Beltrán, min. 61), Peñaloza; David Rodríguez y Joselu (Nathan Palafoz, min. 80).

banquillo: Javi Rey, Dani Abalo, Nathan Palafoz, Dani Nieto, Chema (portero suplente), Yeferson Quintana, Juan Viacava, Fer Beltrán y Bruno Rivada.

Goles: 1-0, min. 36: Iñigo Méndez; 1-1, min. 58: David Rodríguez

Árbitro: Guillermo Conejero Sánchez (comité extremeño).

Asistentes: Javier Arévalo Rosado y Luis Miguel Fuentes Pérez (comité extremeño).

Tarjetas amarillas: Unionistas de Salamanca Club de Fútbol: Iñigo Méndez (min. 22), Diego Hernández (min. 28), Mandi Sosa (min. 55), Nespral (min. 66), Athami (min. 67) y De la Nava (min. 86). Racing Club Ferrol: Diego Rivas (min. 49), Pep Caballé (min. 62), Jon García (min. 68) y Marcos Moser (min. 89).


​El Racing dice adiós al principal objetivo