Familiares de Ucha ensalzan el trabajo del IES Leixa inspirado en sus edificios

Varios momentos de la visita de la hija y el nieto de Rodolfo Ucha ayer al Leixa para conocer el proyecto del alumnado | j. meis
|

“Encantada y sorprendida”. Así se mostraba ayer Lucila Ucha, hija del arquitecto ferrolano Rodolfo Ucha –del que este año se conmemora el cuarenta aniversario de su fallecimiento– en su visita al IES Leixa. Hasta allí se desplazaba a media mañana, junto a Manuel Galán Ucha, nieto del que fue el principal exponente del modernismo en la ciudad, con el objetivo de conocer en detalle el proyecto realizado por alumnado de este centro en el que se rinde tributo al legado del que fue artífice de algunos de los edificios más emblemáticos de la ciudad naval, como la fachada del teatro Jofre, la Casa Romero o el de la Pescadería del mercado municipal de A Magdalena.


Las imágenes de estas y otras construcciones ideadas por Ucha son las que dan vida a las bolsas diseñadas por estudiantes del ciclo superior de Diseño y edición de publicaciones impresas y multimedia, bajo la dirección del profesor José Antonio López.


“Estoy deseando ver esas bolsas”, manifestaba Lucila, de 93 años de edad, a su llegada al centro. Ya en el interior, no solo tuvo la oportunidad de ver el trabajo realizado por los jóvenes, que le encantó, sino que además le hicieron una demostración del proceso de desarrollo del mismo, que siguió con total entusiasmo y atención.


Visitó diferentes estancias del instituto, mostrando gran curiosidad por el trabajo que se lleva a cabo en un centro en el que son muy habituales proyectos que permiten al alumnado acercarse a la realidad del ámbito profesional. Especial interés despertó en Lucila otra de las iniciativas que tiene en marcha el Leixa, consistente en este caso en el diseño de material que irá destinado a aulas hospitalarias.


“Estoy muy sorprendida de las que cosas que hacen”, comentaba. Muy agradecida, también, del guiño que han tenido con su padre, al que define como “un profesional como la copa de un pino. Fue la propia familia de Ucha la que, una vez se enteró de la iniciativa del centro, contactó con este para poder conocer y agradecer el trabajo. Este gesto emocionó también mucho al propio instituto. “É algo moi importante para nós e para Ferrol”, comentaba la directora, Ana Roel. Explicó además que este proyecto ha conseguido el apoyo del Concello, que adquirirá las bolsas–a las que se les añadirá el logo de la institución– como parte de los regalos institucionales de la administración local.


Estudiantes

Algunos de los alumnos implicados en el proyecto asistían ayer a la visita notablemente sorprendidos por la repercusión de un proyecto que, como ellos mismos comentaron, “es un ejercicio de aula” y que, entre otras cosas, les permitió a muchos de ellos –algunos proceden de diferentes puntos de Galicia– acercarse a la arquitectura modernista de Ucha, al que el Concello de Ferrol concederá el título de hijo adoptivo de la ciudad en reconocimiento a su brillante y fructífera trayectoria profesional.


Un reconocimiento muy merecido, dice su nieto, para un arquitecto que, según Manuel Galán, fue “un genio” y al que no estaría de más, añade, que le dedicasen una plaza, una calle o un busto en la ciudad.


Lucila y Manuel estuvieron acompañados en su visita al centro por los miembros de la comunidad educativa, encabezados por la directora Ana Roel y el profesor responsable del proyecto, José Antonio López, además de otros docentes. Acudieron también a la cita, entre otras personas, el jefe territorial de Educación, Indalecio Cabana, y el delegado territorial de la Xunta en A Coruña, Gonzalo Trenor, que destacó la iniciativa del centro para contribuir a la puesta en valor de la obra de Ucha como autor de los edificios más emblemáticos de Ferrol. 

Familiares de Ucha ensalzan el trabajo del IES Leixa inspirado en sus edificios