Goleada para poner fin a la primera fase

Las jugadoras del Valdetires, celebrando uno de los tantos conseguidos | jorge meis
|

Más sufrida de lo que indica el marcador fue la victoria con la que el Valdetires puso fin a la primera fase del campeonato. La goleada que consiguió sobre el Ourense Envialia B llegó tras superar un par de sustos que pudieron haberle complicado las cosas, pero de las que se rehízo para terminar invicto la fase inicial de la competición liguera de Segunda.


El primer susto se lo dieron al Valdetires nada más empezar el partido, puesto que su rival aprovechó su primera llegada al área rival para adelantarse. A partir de ahí, el cuadro local trató de darle la vuelta al marcador, pero su juego no fue nada fluido. De hecho, a pesar de controlar la situación con más corazón que cabeza, no fue capaz más que de marcar un tanto antes del descanso.


Imprevisto

Las cosas pudieron complicársele al Valdetires si su rival hubiese aprovechado el penalti del que dispuso al comienzo de la segunda parte. Pero no fue así y, a cambio, el equipo ferrolano marcó un tanto que lo puso por delante en el marcador y que le abrió el camino hacia la victoria en el duelo.


De hecho, fue después de obtener el tercer gol cuando mejor jugó el Valdetires, que empezó a combinar con más soltura y llegar de una manera más frecuente a la portería rival. En este tramo de encuentro, de hecho, al entrenador local le dio tiempo para repartir minutos entre todas las integrantes de la plantilla, puesto que el resultado ya estaba decidido, igual que la primera plaza de la escuadra local.

Goleada para poner fin a la primera fase