España propone el cierre perimetral y toque de queda de las 22.00 a las 06.00 horas en Semana Santa

La secretaria de Estado de Sanidad y el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias | kiko huesca
|

La Comisión de Salud Pública acordó proponer de cara a la Semana Santa que las comunidades autónomas se cierren perimetralmente y fijen el toque de queda de 22.00 a 6:00 horas, además, que limiten las reuniones en espacios públicos o privados a un máximo de cuatro personas.


El documento, que tendrán que ser ratificadas el próximo miércoles por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, según informó Sanidad, pide evitar todos los viajes que no sean necesarios, aunque no hace una recomendación específica para los estudiantes.


La Comisión, organismo en el que están representadas todas las comunidades, incluye como recomendación el desaconsejar “expresamente” la celebración de encuentros sociales en los domicilios o en otros espacios cerrados con no convivientes.


El departamento que dirige Carolina Darias informa de que la Comisión considera que las medidas “persiguen limitar la movilidad y los contactos”.


Así, con carácter general, se recomendaría “no bajar el nivel de alerta en el que se encuentran las comunidades desde las dos semanas previas al inicio de la Semana Santa, aunque los indicadores sean favorables y por tanto, mantener las medidas establecidas en ese momento”.


Respecto a la movilidad, la Comisión acordó “que se deben evitar todos aquellos viajes que no sean necesarios y se especifica que la movilidad estará limitada por el cierre perimetral de todas las comunidades”, salvo las excepciones reguladas en el Estado de Alarma mediante el Real Decreto 926/2020, en cuyo caso se recomienda una Prueba Diagnóstica de Infección Activa (PDIA).


Al ser preguntada por la movilidad de los estudiantes que regresan a casa en vacaciones, la secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón, insistió en que “todos debemos intentar evitar los desplazamientos que no sean estrictamente necesarios, en la medida de lo posible, y esa recomendación es para toda la población, no sólo los estudiantes”.


Entre las medidas propuestas por la Comisión, se encuentran la limitación de reuniones en espacios públicos o privados a como máximo cuatro personas en el exterior y en el interior, así como la limitación del derecho de movilidad desde las 22.00 hasta las 06.00 horas de la mañana.


El mismo documento de la Comisión, según Sanidad, recoge que no se celebren eventos masivos que impliquen aglomeración o concentración y que, en concreto, los eventos en espacios cerrados seguirán las normas de aforo y otras medidas establecidas, según el nivel de alerta.


La Comisión sí considera “pertinente”, explica Sanidad, hacer una campaña institucional para evitar “la relajación” de comportamientos bajo el lema “No salvamos semanas, salvamos vidas”.


Por otra parte, Sanidad no informó de momento de si la Comisión llegó a un acuerdo sobre la priorización de los pacientes de riesgo en el proceso de vacunación. Según adelantó ayer el consejero de Sanidad extremeño, José María Vergeles, se dará “prioridad” a un nuevo grupo integrado por personas trasplantadas, pacientes que realizan diálisis por una enfermedad renal crónica, pacientes oncológicos en tratamiento y, en general, pacientes inmunodeprimidos.


Galicia elevará una queja

Por su parte, la Xunta elevará una queja por la publicación del borrador de las medidas de salud pública para las fiestas de Semana Santa al entender que crea confusión y que no incluye las opiniones de las comunidades, según informaron ayer fuentes del Gobierno gallego.


La Dirección General de Salud Pública procederá de tal modo además porque ese tipo de decisiones, alega, han de llevarse al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud antes de hacer nada público.


En el encuentro de ayer, una reunión corta en la que la Xunta no esperaba que hubiese votación alguna, Galicia se abstuvo respecto al mantenimiento de las restricciones, mientras que votó en contra a la no movilidad de estudiantes porque la comunidad tiene disponibles cribados para los universitarios.


También votó “no” a los eventos masivos, se abstuvo en el toque de queda y votó a favor de desaconsejar encuentros en domicilios, aunque recomendó seis personas en lugar de cuatro para las reuniones, tanto en interior como en exterior.


Por su parte, La Comunidad de Madrid también rechazó ayer el plan acordado para la Semana Santa al oponerse a las principales medidas, como el cierre perimetral y el toque de queda de 22.00 a 6:00 horas.

Tampoco están de acuerdo con limitar las reuniones en espacios públicos o privados a un máximo de cuatro personas.

España propone el cierre perimetral y toque de queda de las 22.00 a las 06.00 horas en Semana Santa