Unas ideas poco claras

|

YOLANDA “la Yoli” Díaz andaba un poco perdida desde la ruptura de aquella hermosa pareja de hecho –de hecho político, eh– que formaba con el ya octogenario Beiras hasta que se ha enganchado con Tone Gómez-Reino, el pijo coruñés que para intentar ocultar sus orígenes firmó a favor de la liberación del sanguinario De Juana Chaos. Ambos van del ganchete a todas partes, conspiran juntos, malmeten juntos, maquinan juntos, intrigan juntos... claro, otra cosa no saben hacer y son felices. Tan felices que dicen las mismas tonterías, las de ella amplificadas porque se escuchan a través del altofalante que supone ser la voceira en el Congreso de En Marea, originariamente un espacio multicultural hispano-galaico y ahora sabe Dios qué. Su última parvada ha sido denunciar que “volvemos a los tiempos de los presos políticos”... Si por preso político se entiende el que incumple la ley, pues sí, tiene toda la razón, pero si por preso político se entiende el que va a la cárcel por sus ideas, no hay ni uno en España.

Unas ideas poco claras