La costa da fariña

|

Imperó el sentido común y el Ayuntamiento leonés de Camponaraya retiró el cartel que publicitaba a las Rías Baixas como destino turístico y una visita a la “Costa da Fariña” como uno de sus grandes atractivos. En esa ruta, como no, se encontraba Cambados y, como no podía ser de otra manera, primero el Partido Popular cambadés y después el resto de las instituciones se echaron las manos a la cabeza exigiendo una rectificación que, claro está, se produjo al instante.
Es muy triste ver como municipios que han sido castigados durante décadas por la lacra del narcotráfico tengan que soportar la falta de sensibilidad de responsables públicos que frivolizan con el mundo de la droga.
O Salnés es un paraíso natural que invierte cada año miles de euros en promoción turística en las ferias más prestigiosas del sector para que al final pervivan los estereotipos que tanto daño hacen. Estoy seguro de que este municipio leonés no lo hizo con mala intención pero sí con una irresponsabilidad reprochable en una administración pública que, precisamente, debe defender otros valores muy distintos a los que se derivan del visionado de la serie “Fariña”.
Por esta y otras razones son muy importantes los foros que ahondan y profundizan en las causas de este problema y en las posibles soluciones que tiene el conjunto de la sociedad en su mano. Diario de Arousa afrontó este asunto en su Foro Arousa Avanza a Diario bajo el título, “Cambados, referente na prevención e na loita contra o narcotráfico”. Expertos en prevención de la Fundación Galega contra o Narcotráfico, de la Administración pública y de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado debatieron y respondieron a las preguntas del público asistente para llenar de luz el túnel de la drogadicción y, al tiempo, buscar sinergias que contribuyan a acabar con los prejuicios.
A los arousanos no nos hace gracia según qué bromas relacionadas con el narcotráfico, porque para nosotros es un tema muy serio con el que no frivolizamos. Aquí lo tenemos claro y ahora solo cabe esperar que quien visite esta zona lo haga por sus playas, sus entornos naturales, la gastronomía, las fiestas de interés, sus conjuntos históricos, el don de nuestras gentes o por la calidad de sus servicios. Sobran motivos para unas vacaciones en tierras arousanas sin necesidad de sobradeces como las que hizo la empresa contratada por el Ayuntamiento de Camponaraya para promocionar un viaje a las Rías Baixas.

La costa da fariña