Uno que no quiere ver las señales

|

Alguien tiene que decirle a Boris Johnson que empiece a hacerle caso a las señales. A ver, cuando minimizaba el riesgo de que la pandemia se extendiese por su país fue uno de los primeros contagiados. Aun así decidió seguir controlando el destino de los británicos desde su casa y el bicho lo mandó al hospital. Alma de cántaro, no insistas. Deja la gestión en manos más capaces. Unas que, por ejemplo, hagan pruebas al personal sanitario en lugar de enviarlo a su casa sin síntoma alguno. Que no prive al sistema de 35.000 profesionales solo por si acaso. Mira que como lo de tus señales vaya a más lo mismo no lo cuentas..

Uno que no quiere ver las señales