La coartada perfecta para Maduro

|

Nicolás Maduro es un tipo listo. No en vano pasó de conducir un autobús a gobernar un país con mano dura, para desgracia de sus ciudadanos. Por ello, es de suponer que se las sabe todas. Y, cuando se cruzó en su camino Donald Trump, que una vez más se ha convertido en el tonto útil, decidiendo sancionar a Venezuela con medidas económicas, Maduro encontró la excusa perfecta para abandonar las supuestas conversaciones que mantenía con los opositores para devolver la democracia a su país. Es evidente que jamás llegará a un acuerdo, pero la decisión de EEUU le ha servido de coartada perfecta.

La coartada perfecta para Maduro