Una señoría ineducada

|

TONI Cantó, político de orígenes titiriteros, se enroló en UPyD cuando parecía que Rosa Díez era una estrella emergente, pero al empezar a declinar dio el salto a Ciudadanos, donde por ahora sigue. Y al tío se le ve activo; no es nada teatrero, al revés se lo curra en el Congreso, incluso aunque tenga que quedarse solo en la defensa de una moción contra el adoctrinamiento ideológico en los colegios catalanes, mientras el PP y el PSOE miran hacia otro lado. Por cierto, no estaría de más que en los centros educativos de esa comunidad autónoma enseñasen también un poco de urbanidad, porque el corte de mangas que le dedicó la diputada del PDeCAT Lourdes Ciuró a la conclusión de su homilía demuestra que de buenas maneras también andan muy escasitos los independentistas. O tal vez sería que le dolió tanto la relación de verdades que acababa de escuchar que con su gesto solo quiso expresar el desagrado que le producía el ingente trabajo que se les venía encima a los de su banda para devolver la educación a la normalidad... No parece que sea así, pero quién sabe.

Una señoría ineducada