HUIDA CON INCONGRUENCIAS

|

Las declaraciones de testigos presenciales del accidente que en julio protagonizó en Narón un policía municipal de Ferrol que se dio a la fuga sin interesarse tan siquiera por el estado de salud de su víctima, no dejan lugar a dudas de que el testimonio del agente, recogido en un atestado cuando fue encontrado al día siguiente, no se corresponde con lo acontecido. Máxime si se tiene en cuenta que el involucrado se detuvo nada más cruzar la línea divisoria que separa los límites territoriales de ambos municipios y, como demuestra la fotografía a la que ha tenido acceso este periódico, se bajó de su vehículo. La víctima continúa recibiendo además tratamiento fisioterapéutico más de dos meses después del accidente. Hasta que los hechos fueron revelados por este periódico, esta no tenía conocimiento de que quien se había dado a la fuga era un agente municipal del que, como tal, se espera la consecuente reacción y, en ningún caso, ni la escapada ni declaraciones que se contradicen con lo visto por los presentes y por la propia conductora, con la que nunca llegó a hablar, como aquél llegó a afirmar. El Concello de Ferrol debe no solo interesarse por estos hechos sino promover las actuaciones necesarias para esclarecerlos y, en su caso, depurar responsabilidades. Los vecinos confían en los policías, dejan en sus manos su seguridad y la de sus bienes, respaldan en ocasiones sus reivindicaciones y esperan, en todo caso, que actúen a su favor, nunca en contra.

HUIDA CON INCONGRUENCIAS