:::: JUEVES ::::

|

Otra rectificación que avala la incapacidad de la Marea

EL refranero español asegura que rectificar es de sabios; el refranero de la xente do común asegura que rectificar es de candidatos al premio Nobel; el refranero de los coruñeses asegura que rectificar es de inútiles. Según se aplique uno u otro, la Marea, nasía pa’ganá, está compuesta por sabios –va a ser que no–, por aspirantes al Nobel –menos aún– o por inútiles –opción que cada día toma más cuerpo–. La última muestra de esa incapacidad ha sido la rectificación del plazo para el pago del IBI –la última o la penúltima, ¡vaya usted a saber!, porque simultáneamente los mareantes recularon también en la bajada de sueldos a los limpiadores de María Pita–. ¡Tan difícil será pensar las cosas antes de hacerlas! Parece que sí, al menos para Xulio Ferreiro, el Varoufakis de A Gaiteira, y para su alter ego –no el de Santiago, sino de un poco más abajo–, el vigués que a espaldas del alcalde presume de ser él quien dirige el Ayuntamiento. Neuronas privilegiadas, desde luego, las de uno y otro.

El verdadero Pablo Iglesias se retrata

LA purga de Benito era infalible, de efectos inmediatos e indolora. Las purgas de Stalin eran también infalibles y de inmediato efecto indoloro, pues aquellos a quienes se aplicaban nunca más volvían a sufrir dolor; realmente dejaban de experimentar cualquier sensación. Pablo “Viva la Gente” Iglesias ha demostrado que le ponen más las de Stalin que la de Benito. El que se aparta un milímetro, solo un milímetro, de la línea oficial va de cabeza al Gulag. Tal vez, Íñigo “El niño de San Ildefonso” Errejón” debería ir haciendo la maleta.

Beiras la vuelve a montar, y ya van...

QUE el casi octogenario Xosé Manuel Beiras monte el numerito en el Parlamento forma parte del folclore galaico. De los zapatazos en el escaño al apretón de manos con Fraga hasta los golpes en la mesa de Feijóo, el Pazo do Hórreo ha visto mil y una actuaciones del histriónico político. Por ello, la de ayer no fue más que una salida de tono, maleducada (como casi siempre) y que le supondrá la expulsión temporal de la cámara gallega. Tampoco es que a Beiras le vaya a importar mucho no aparecer por la sede parlamentaria, al fin y al cabo, es él quien suele encabezar las listas de absentismo laboral cada vez que se hacen pública. La única ventaja para los gallegos es que, por lo menos en esta ocasión, durante el tiempo que esté fuera del hemiciclo no cobrará. Pese a todo, son muchos los que añoran a aquel hombre de pelo cano capaz de citar a Schopenhauer o comparar la política económica de la Xunta con un aria de Wagner o un Nocturno de Chopin.

Todos se empeñan en colocar a Núñez Feijóo 

PARECE que hay quien tiene prisa por colocar a Alberto Núñez Feijóo en algún despacho fuera de San Caetano. Unos insinúan que irá a Endesa, otros hablan de una multinacional extranjera y hasta hay quien se inventa que acabará al frente de la Fundación Amancio Ortega. Como al final se le dé por recuncar, a más de uno se le va a quedar una cara de tonto...

El fotorrojo de Lugo ya está dispuesto para reaparecer

EL Concello de Lugo, cuyos miembros son famosos por la facilidad que tienen para coger confianza con los jueces, ha decidido encender de nuevo el fotorrojo y reanudar la campaña contra los conductores imprudentes. El Ayuntamiento había apagado el Gran Hermano del asfalto después de que el Supremo pusiese en duda su legalidad; ahora, el juzgado local de lo Contencioso ha decidido que no hay problema alguno para emplear el dispositivo y el Gobierno local, amparándose en sus conocimientos jurídicos, está listo para accionar el interruptor. La jueza Pilar “Permíteme que insista” de Lara ya tiene las orejas de punta por si le sale un chollito.

Los madrileños encuentran en Galicia la selva que solo conocían por la tele 

¡CUÁNTO daño ha hecho Frank de la Jungla a los madrileños que no sabían que bajo su mente urbanita se escondía el intrépido espíritu de un explorador! De tanto verlo en la tele ha aflorado su afán por exponerse a los peligros de la selva y, como si protagonizasen un ejercicio coral, los súbditos de la abuela Carmena han decidido desplazarse en masa por la A-6 hasta Galicia. Ya representan el grupo más numeroso entre los turistas rurales que recibe la comunidad; su tranquila existencia se ha vuelto agitada a causa de las alimañas que habitan en los bosques enxebres, casi tan voraces como las de las ciudades. 

Otro mes más sin presupuestos

CADA vez van siendo menos los concellos mareantes que tienen los presupuestos listos. El doctor Noriega ha conseguido sacar adelante los compostelanos con abstenciones después de amenazar con los males del infierno a los socialistas y bloquistas y, dado que es una ciudad santa, los ediles de la competencia no han tenido más remedio que hacer mutis por el foro. En la ciudad departamental, los comuneros no pueden amenazar con el suicidio colectivo mientras los socialistas estén tirando de la soga. De una forma u otra, el municipio, incluida la olvidada zona rural que bien podía pedir la secesión, se queda otro mes sin dinero a la vista, mientras los concejales se dedican a vender aire sin especificar siquiera su calidad.

Tino toca a degüello

EL presidente del Deportivo pasa por ser un hombre calmado; a lo mejor, en privado se viene arriba y cuando surge una contrariedad echa por la boca mouchos, coruxas, sapos e bruxas, pero de puertas afuera nunca pierde la corrección. Sin embargo, ese comedimiento no le impide tocar a degüello para azuzar a la legión blanquiazul de cara a la final contra el Levante. “El sábado hay que morir y matar”, proclamó Tino Fernández, que, haya hecho o no la mili, si en vez de vestir la camiseta del Deportivo luciese el uniforme de la Legión podría pasar por el mismísimo Millán Astray. Pero la verdad es que tiene toda la razón, no queda más remedio que morir y matar.   

:::: JUEVES ::::