Un orgasmo sin un plato afrodisíaco

|

KETTY, la gallega de Cuba que todas las semanas sale indemne de los fogones de Masterchef, experimentó una sensación sexual-culinaria para la que, por sorprendente que parezca, no le hizo falta ni tomar una ostra, ni siquiera unos polvitos de canela. Ella misma lo confesó: “Acabo de tener un orgasmo culinario”. Y todo después de haber visto como se desenvolvía Quique Dacosta en la cocina. Tener tres estrellas Michelin debe ser excitante, aumentar el deseo sexual y la libido. “Aquí hay tema, pero vamos”, habría dicho Enrique Pastor, el de “La que se avecina”, si estuviese viendo el programa.

Un orgasmo sin un plato afrodisíaco