Feijóo, de perfil

|

Pues sí: aparece el perfil de Feijóo en facebook, donde sus fervorosos siareiros cantan sus virtudes y callan púdicamente sus defectos… Un baño a través de la red con un proyecto de “ciberpopulares”, pero, ¡ay!, nada que ver con otras informaciones –también de Internet–, donde cuentan la suerte de la familia “pepera” incluyendo a la novia y a la hermana del “perfilado”, pues en cuanto a chollos… la familia es lo primero, que ya dijo don Corleone.

En una de esas tertulias de la derecha extrema, donde Feijóo recibe “a chorros” la doctrina de sus aliados –entre cerveza y vino que la derecha es muy suya– aseguró que el 21-O es su lucha contra el mal y no un plebiscito para Mariano su jefe y mentor.

Olvida nuestro Feijoo9 que él es cómplice –entusiasta– de las doctrinas marianas (desde el rechazo a la actual ley de la interrupción del embarazo, al recorte en los servicios sociales, pasando por las subvenciones a los colegios del Opus Dei) e, incluso, presume de ser un adelantado en eso de contener el gasto, recortar, podar, minimizar, escoñar, el llamado estado de bienestar.

Así que, por favor, don Alberto, no se nos ponga de perfil como si usted pasara por aquí, pues aquí estaba ya con Fraga y Crespo; aquí firmó usted un contrato por Galicia que ahora le reclaman miles de damnificados y aquí firmó, con el anterior ministro de Fomento, un AVE para el 2015 y ahora se “traga” un retraso de tres años que patrocinan los suyos.

En este país, que ni siquiera Alicia se atrevería a pintarlo como Feijóo sin ponerse colorada, es según una encuesta, donde mejor se paga a los parlamentarios, dietas y otras prebendas aunque no las usen, con salarios que pueden sobrepasar los nueve mil euros mensuales, coche incluido ¡y tributando solo el 40 de su salario!

Se cierran plantas hospitalarias, se reduce el gasto escolar y las ayudas a los dependientes se recortan.

Y Feijóo se pone de perfil y se sitúa en el País de las Maravillas con lo que los miles de parados, maestros y estudiantes, médicos y enfermos que, con los perjudicados por las preferentes salen a calle, no existen.

Los ciudadanos, ya sabemos que votar a Feijóo es un cheque en blanco para Rajoy-manos-tijera. Lo dice San Pablo. Perdón, Pablo, él último augur llegado de Madrid.

 

 

Feijóo, de perfil