CÁRCEL A FALTA DE DINERO

|

La petición de un joven, que prefiere entrar en la cárcel antes que pagar una multa que apenas llega a los 500 euros ante la imposibilidad de hacer frente a la misma, pone de relieve la situación en la que se encuentra una buena parte de la sociedad de este país. Aunque su estancia en el penal sea leve, la estancia, sobre todo cuando se trata de un delito menor, no es plato de buen gusto para nadie. No se trata de uno de los múltiples casos de corrupción que han protagonizado al variado y rico panorama de personajes que se han lucrado a costa de los demás. En este caso, el culpable no tiene ni techo ni dinero. La Justicia debería actuar en consecuencia.

CÁRCEL A FALTA DE DINERO