La DGT es el auténtico “Gran Hermano”

|

Hay que reconocer que Pere Navarro, el máximo responsable de la DGT, es un hombre de convicciones fijas. Suya fue, en su anterior etapa en el ente, el despliegue de radares por todas las carreteras de este país y, ahora mismo, ha estrenado nuevos juguetitos voladores, según él, para garantizar la seguridad de las vías y, en opinión de todos los conductores españoles, para aumentar la recaudación del Estado vía multas. Se trata de unos drones de última generación que controlarán a los conductores desde el aire y de un modo imperceptible para el posible infractor. Ahora mismo hay ya tres funcionando, pero en breve la cifra se elevará a once. Es decir, que dentro de nada no habrá ni un mísero centímetro de asfalto sin control.

La DGT es el auténtico “Gran Hermano”