Aprender a leer entre líneas al Gobierno

|

Los economistas son grandes profesionales de utilizar el lenguaje para suavizar las mayores debacles. A ellos les debemos el crecimiento negativo, por ejemplo, que siempre resulta menos impactante que hablar de caída o recorte. Y ese modo de actuar lo han elevado a la categoría de arte los políticos. Así que ayer, cuando Pedro Sánchez reconoció a sus homólogos autonómicos que el aprovisionamiento va “con cierto retraso” estaba, en el fondo, asumiendo que está resultando un fiasco y que corran todos a buscar medios de protección para sus médicos y sanitarios, que si esperan por los que consiga el Gobierno central van poco menos que aviados. Se puede seguir leyendo entre líneas algunas de las cosas que dijo Sánchez, como que, por ejemplo, “los datos invitan a la esperanza”, pero resulta tan descorazonador desentrañar lo que en realidad significa esa frase que mejor la dejamos como está.

Aprender a leer entre líneas al Gobierno