La revuelta enxebre contra Carmen Santos crece más cada día

|

CARMEN Santos, la vicaria de Pablo Iglesias na terra, mira de esguello –mala señal–, pese a lo cual presume de que los círculos concéntricos enxebres se caracterizan por sus relaciones fraternales. Tan fraternales son esas relaciones que la diputada Ángela Rodríguez, alias Pam, cuando se refiere a ella le llama “la puta coja”. Pero no es la única que no se siente a gusto con Santos; los miembros de la corriente Podemos 15-M tampoco son felices con su matriarcado y la acusan de ser “un corta y pega del centralismo” de Pablo, antes Pablo Manuel, “Viva la Gente” Iglesias. A ella, que la califiquen de esa manera le hace gozar, como haría a cualquiera al que confundiesen en un karaoke con el artista cuya canción interpreta, pero esa situación, cuando se trata de un partido, no es nada halagüeña. FOTO: carmen santos, como si estuviese en un karaoke | aec

La revuelta enxebre contra Carmen Santos crece más cada día