La incongruencia del rebelde Monedero

|

YA se sabía que Juan Carlos Monedero –¡qué gran apellido para quien sufre episodios de amnesia cuando le corresponde hacer frente a sus obligaciones con Hacienda!– no se había recuperado de la ruptura de la relación –del tipo que fuese– con la fashionista Carmen Lomana, pero no que estuviese aún tan perjudicado por ese escarceo. Resulta que ahora la da por decir que hay que meter en la cárcel a Juan Guaidó por ponerse al frente del pueblo venezolano para exigir libertad y la marcha del tirano Maduro. Pero al mismo tiempo ha proclamado que “la rebelión es un derecho” y que considera intolerable que se castigue “la desobediencia civil” en Cataluña. O sea, si uno vive en Caracas solo puede saltar en una pista de atletismo, pero si vive en Barcelona puede dar chimpos en un Patrol de la Guardia Civil ¡Cuánta falta le hace volver a emparejarse!

La incongruencia del rebelde Monedero