SIN VASELINA

|

El Gobierno quiere subir la edad mínima de consentimiento sexual, de los trece años a los dieciséis. En Europa hora quedará en solitario el Vaticano, con esa edad mínima de trece. Claro que, tal como se comportan algunos empleados del Vaticano, quizá les parezca, todavía, demasiado alta.
De todos modos, considero que esa ley adolece, claramente, de una deficiencia palmaria. También debería fijarse una edad máxima de consentimiento sexual, como salvaguarda de las personas mayores de asaltadores sexuales.
Les pondré un ejemplo. Si los mayores de sesenta y cinco años estuvieran protegidos por esa ley, el gobierno de Rajoy no podría joder (o dar por saco, según gustos), a los pensionistas, bajándoles sus pensiones de jubilación o su poder adquisitivo. Por este motivo, sin entrar en otros más escabrosos, creo que los sindicatos deberían convocar huelga general. Eso, o nos joden a contrapelo sin vaselina.

 

SIN VASELINA