Trabajo

|

A lo largo de mi experiencia vital, he constatado que el verdadero secreto del éxito reside en el trabajo. 
¿Y por qué digo esto? Pues muy sencillo. Llevo ya comprobando desde hace algunos meses la magnífica labor que al frente del Museo Naval está realizando el capitán de navío Bartolomé Cánovas Sánchez, con el que he tenido la oportunidad de charlar en un par de ocasiones.
En aquellas conversaciones he constatadocomprobado con satisfacción la ilusión con la que el marino ha tomado su destino.
Por citar algunas de sus iniciativas, y aparte de las importantes obras de remodelación y catalogación que se encuentran en curso, merece destacarse la página semanal que elabora junto con su equipo de colaboradores, que da a conocer los aspectos más curiosos e interesantes de nuestra historia naval.
La habilitación como sala de exposiciones de uno de los espacios en desuso del Museo es otro acierto de su mando, y ejemplo de cómo con poquísimos recursos se puede, si existe una verdadera voluntad, hacer mucho.  
Precisamente en este nuevo espacio quedó inaugurada hace ahora dos semans la muestra de cuadros del ya desaparecido almirante, pintor y poeta Miguel Ángel Fernández y Fernández (1940-2016), que recrea los hechos, lugares y protagonistas de la conocida y celebérrima para los ferrolanos “Batalla de Brión”, desarrollada durante las jornadas del 25 y 26 de agosto de 1800.
Todas estas obras, expuestas con un gusto exquisito que denota el cariño con el que el personal del Museo se ha involucrado en la misma, podrán contemplarlas hasta el próximo 11 de junio.
Desde esta modesta columna quiero apoyar más que nunca a este museo, que aunque siendo el más veterano de los que difunde la cultura naval en la ciudad, experimenta una renovación e impulso digna de destacar y alabar. BZ, mi comandante, y a sus órdenes quedo.
 

Trabajo