El resultado de una ciberretirada que nunca lo fue

|

o fillo do fillo do muiñeiro; para sus amigos, Rafa; para sus rivales, Cuiña, y para sus conciudadanos de Lalín, el alcalde, anunció en el mes de junio que se retiraba. No del Concello, por supuesto, sino de las redes sociales, donde era reconocido de manera unánime como el regidor más retranqueiro do mundo enteiro. Si las lágrimas de sus seguidores hubiesen caído al Deza, se habría desbordado. Pero, por fortuna, no es un hombre de palabra y siguió colgado de la realidad virtual, hasta el punto de que un estudio lo señala como el segundo alcalde español más influyente en Twitter, solo superado por Ada Colau, el último capricho de la burguesía catalana. Pues que le siga cibrecreciendo la nariz, porque su comentarios en internet se agradecen mucho.

El resultado de una ciberretirada que nunca lo fue