Los BAM y las F-110

|

El Consejo de Ministros del día 18 de julio pasado aprobó un acuerdo por el que posibilitaba al Ministerio de Defensa la contratación de los dos BAM por un importe unitario de 166.740.000 euros.
Según la citada resolución, la construcción de estos dos barcos se llevará a cabo durante los años 2014 a 2019, por lo que tenemos esperanzas de que el corte de chapa pueda producirse antes de finalizar el año.
Parece que el Gobierno ha entrado en razón, y quiere impulsar la industria de nuestra nación en general y la naval en particular.
Para ello en la Armada se lleva trabajando desde hace algún tiempo en la definición de las especificaciones técnicas de las futuras fragatas clase F-110, cuya puesta en marcha se financiará el próximo año con fondos adelantados del presupuesto del Ministerio de Industria.
La idea es que la orden de ejecución pueda ser firmada a finales del año que viene, para que se puedan iniciar los trabajos de corte de chapa y puesta de quilla a lo largo del año 2016.
Lo que se conoce del nuevo proyecto es que serán cinco buques que de estática estarán entre los BAM y las actuales F-100, y que se reforzará comparativamente respecto a estas últimas, con la incorporación de un sónar remolcado para potenciar su capacidad de detección submarina.
En definitiva, buenas noticias al fin que nos llegan en pleno verano, y que parecen despejar definitivamente el negro horizonte de déficit de carga de trabajo que sufre nuestro astillero.
Es obvio que la crisis ha hecho demorar la puesta en marcha de la nueva serie de fragatas, que vendrán a sustituir a la ya casi obsoleta serie de seis de la clase “Santa María”, sobre todo desde el punto de vista de defensa antiaérea, si las comparamos con las citadas F-100.
Ojalá se cumpla el calendario previsto.

 

Los BAM y las F-110