INDEFINICIÓN

|

Tal y como estaba previsto, la plantilla principal y la de las escasas compañías auxiliares que operan todavía en los astilleros públicos de Ferrol y Fene, aprobaron ayer un nuevo calendario de movilizaciones que incluye tanto protestas en la ciudad como en Santiago en demanda de carga de trabajo. Estas concluirán el 24 de febrero con una manifestación comarcal. La indefinición sobre los contratos con Pemex, a la espera de conocer la fecha en la que podrá dar comienzo la construcción del flotel, así como la que afecta al proyecto del dique flotante, motiva las protestas ante la falta de ocupación, con ya al menos dos mil trabajadores de subcontratas en el paro y, lo que es peor, sin expectativas de nueva ocupación. El invierno se aventura caliente en materia naval, a la espera de una respuesta contudente que despeje, aunque sea de forma temporal, tan agria perspectiva.

INDEFINICIÓN