CARTA A ADA COLAU

|

Recientemente hemos visto como en Barcelona la señora Ada Colau ha declarado que no le gustaba la presencia del ejército en el Salón de la Enseñanza, textualmente dijo que “sería preferible que no tuvieran un estand en el recinto, para separar espacios”. 
Recientemente las Fuerzas Armada ha sufrido el último cambio en el modelo de Enseñanza Militar, esta vez más profundo que los anteriores (Romero Serrano, 2014). Se ha decidido que los tenientes/alféreces de navío de la Escala de Oficiales tengan formación universitaria; en concreto, que todos ellos obtengan el grado de Ingeniero en Organización o Mecánica según el ejército al que pertenezcan (Ibáñez Dobón, 2012).
Para llevar a cabo este nuevo plan se han creado tresCentros Universitarios de la Defensa (CUD), ubicados respectivamente en Zaragoza, San Javier y Marín; cada uno de ellos dependiente de su universidad matriz: Universidad de Zaragoza, Universidad Politécnica de Cartagena y Universidad de Vigo (Zumalacárregui, 2005). La aparición de estos CUD no ha pasado inadvertida en la sociedad, tanto para políticos como para militares; muchos han opinado sobre el beneficio o los inconvenientes de estas medidas, la mayor parte a favor de este plan, pero también ha habido muchas voces discordantes que han enviado mensajes de poco calado afirmando, o que bien se militariza la Universidad, o por el contrario nos apaisanamos los militares.
Simplemente creo que todos ganamos, mejorando nuestro conocimiento mutuo (Romero Garat, 2010).El resultado es que a partir de ahora, los oficiales tendrán dos carreras, los estudios impartidos por el CUD tendrán los mismos efectos académicos y profesionales que los cursados en los centros propios de la Universidad. El CUD contribuirá a la formación integral de nuestros oficiales y por lo tanto, favorecerá la formación en valores que define la Ley 39/2007, de 19 de noviembre, de la carrera militar y también nuestras Reales Ordenanzas para las Fuerzas Armadas (Ibáñez Dobón, 2012).
Por último, quisiera señalar que en el seno de las Fuerzas Armadas y en particular la Armada, siempre ha existido un espíritu ilustrado que ha buscado mejorarse, baste recordar a Jorge Juan ,uno de los mayores científicos que ha tenido España (García Castaño, 2011),o el mismo Pedro Virgili padre de la enseñanza de la cirugía (Orozco, 1976). 
Señores evolucionemos e intentemos conocernos todos mejor, simplemente con eso, ganamos todos.

CARTA A ADA COLAU