Salamanca presta bellotas para acabar con los lumes

|

EL fiscal avanza en la investigación sobre la vaga de lumes; tanto avanza que está ultimando ya su informe y por lo que parece no va en la línea de la existencia de una legión de pirómanos, armados con un chisqueiro y un tetrabrick lleno de gasolina de la refinería de A Coruña, que corren polo monte adiante –como si fueran sardinas, ¿o liebres?– prendiendo fuego a las zonas donde proliferan los eucaliptos. Pero mientras está entretenido con sus legajos, por el Concello de Moraña ya avanzan en la prevención de los fuegos y han sembrado los bosques con bellotas de Salamanca, que, al parecer, combaten las llamas con más fortaleza que una fuerza combinada de bomberos, brigadistas y la UME. Para que después digan que lo que la naturaleza no da, no lo presta Salamanca.

Salamanca presta bellotas para acabar con los lumes