¡A saco!

|

Acaban de descubrirle a Matas, interno en la cárcel que él eligió, una fortuna oculta en EE.UU, que ronda los 60 millones de euros. Pujol tuvo que salir al paso de las investigaciones judiciales que persiguen a sus hijos, haciéndose único responsable del latrocinio que tuvo lugar durante 23 años ¡sin que nadie se enterara!, porque así, por su edad, la familia y él  quedarían sin castigo, salvo el pecuniario. El 3% de CIU, y hasta el 20%, según a quién. Jordi Pujol Ferrusola sabía a quién hacer ésos distingos. Caso Palau; caso Pallerols; caso ITV…
Urdangarín está deseoso de que aparezcan más Pujoles para que se silencie su caso de corrupción, que implica también a sus voluntariosos pagadores en dinero público, Matas y Camps.
Bárcenas pronto cumplirá un año en la cárcel. Los dos anteriores tesoreros del PP, imputados. Y el de AP, señor Naseiro, absuelto por defecto de forma, no por considerar la Justicia su inocencia. Alo peor, tampoco Fraga estaba enterado de las andanzas de su tesorero.
Fabra, aquel que le mostró a su nieto “el aeropuerto del abuelo”, a punto de entrar en la cárcel. Camps y Ric Costa viendo reabrir sus casos, absueltos en su día por un jurado popular compuesto por sus vecinos. Rafael Blasco, Cotino, y hasta cien imputados más, esperando su turno de declaraciones. La alcaldesa de Alicante,  Sonia Castedo, imputada por el caso Brugal  y otros,  y a la que se le imputan diversos delitos. El caso de los ERE de Andalucía, viendo dimisiones y entradas en la cárcel por doquier.
El PP gallego, implicado en los papeles de Bárcenas por el ingreso de 21.000.000 de pesetas, fruto presuntamente de las mordidas a las empresas concesionarias de obra pública… El caso Pokémon, etc., etc…
¡¡Qué rica es España!! ¿Cómo los mismos que aparecen en todo este repertorio de personalidades corruptas, y muchos más que todavía no aparecen, tienen la desfachatez de decirnos que vivimos por encima de nuestras posibilidades, y que, ahora, nos toca apretar el cinturón?  
Y es que  la mayor parte de ellos fueron confirmados  por sus partidos en sus cargos. Incluso algunos fueron ensalzados por el presidente del Gobierno en sendos mítines en plazas de toros, deseando trasladar la misma política para el Gobierno de España. Entraron a saco, y la Justicia tiene la obligación de devolvernos lo robado.  
Raúl Pillado Lista

 

¡A saco!